Comisión supervisará el avance de Plan Binacional

Con estilo muy similar, luciendo ternos oscuros, sin corbata y camisas bordadas con diseños de la antigua cultura Jama-Coaque, los presidentes del Ecuador y Perú, Rafael Correa y Alan García, mostraron su voluntad para fortalecer lazos de integración entre ambas naciones, cuando hoy se cumplen 10 años del Acuerdo de Paz firmado en Brasilia.

La inauguración de la II Reunión de Gabinete Ministerial Binacional ayer en el hotel Oro Verde de Machala, fue el escenario para un mensaje sobre la crisis financiera mundial.

“Perú y Ecuador pueden dar un ejemplo de cómo responder a una crisis financiera internacional, integrando sus economías y sociedades”, comentó García para abrir el encuentro.

Confirmó que en los últimos 10 años de paz la relación económica se ha multiplicado y que aquello resulta la mejor raíz para construir un destino común, que a la vez se convierte en un blindaje. Destacó como una defensa los $35 mil millones de reserva monetaria y un crecimiento anual del 9,3% de la economía que tiene el Perú.

Ya en el tema central, invitó a recuperar el tiempo perdido en la ejecución de compromisos fronterizos, suscritos en el Acuerdo de Paz. “Los fondos de la paz fueron más teoría que realidad y cuando (los países que los comprometieron) nos vean trabajando, irán aportando para obras y objetivos concretos”, señaló. Dijo que Perú ha invertido $750 millones y espera llegar a $1 500 millones.

Asimismo, recordó la propuesta del desminado en la frontera e insistió en la necesidad de crear un fideicomiso para reunir fondos y limpiar el territorio que fue escenario de guerra.

En su turno, Correa coincidió con ello, pero aclaró que la propuesta nació en el Ecuador y que la falta de respuesta del Perú ha demorado ese objetivo.

También aceptó la conformación de la comitiva supervisora del Plan Binacional de recuperación de las fronteras. y recordó que la inversión en la zona fronteriza de lado del Ecuador es de $1 600 millones y que en los últimos dos años sumó $900 millones.

Correa también dijo que hay capacidad para enfrentar la crisis financiera. Recordó los $7 mil millones en reserva monetaria o ahorro público y $1 600 millones de saldo de caja para garantizar la inversión pública. “No hay lugar seguro, pero contamos con una buena defensa”, dijo.

En concreto, los mandatarios acordaron que los fondos para el fideicomiso del desminado se pedirán a la CAF pero no dieron cifras. También comprometieron $2 millones por cada Gobierno para un plan de ejecución inmediata del proyecto de riego Puyango-Tumbes, priorizando dos embalses y un túnel.

Además se anunció la creación de una zona interior común para activar turismo, transporte y comercio fronterizo. Correa habló del combate coordinado al contrabando.

La asociación de 230 municipios fronterizos y 6 millones de habitantes pidió ampliar por 10 años del Plan Binacional. ((NMCH)

Ecuador importará cemento del Perú

El presidente Rafael Correa afirmó que importará cemento peruano ante un gran déficit del producto por las obras del Gobierno. Dijo que planea montar una tercera fábrica estatal en la selva de la Amazonia.
El tema del cemento “es un cuello de botella” para el Ejecutivo, “porque estamos construyendo muchísima obra pública, afirmó por lo que “incluso nos vamos a ver obligados a importar desde Perú”, dijo el mandatario en su acostumbrada cadena radial de los sábados. (AFP)

This entry was posted in Selva Central Peru. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *