Descubriendo la selva virgen de Iquitos

La reserva Allpahuayo-Mishana se encuentra al suroeste de Iquitos, exactamente a 22 kilómetros de la ciudad. Y en sólo media hora de viaje en auto se llega a la selva virgen. Esta Reserva Nacional alberga a un sinfín de reptiles, aves y mamíferos. Lo espectacular de esta zona es que en las noches toda una biodiversidad aparece ante los ojos del visitante.

El azul del cielo se combina perfectamente con los sonidos de los seres que se arrastran, vuelan y saltan alrededor. Las especies nocturnas que habitan esta maravilla de la naturaleza impresionan a cualquier mortal, acostumbrado a las grandes urbes.

La reserva de Allpahuayo-Mishana tiene 58 mil hectáreas en las que habitan 194 especies de anfibios, 186 de reptiles, 780 de aves y 150 de mamíferos. Los especialistas del Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana (IIAP) han iniciado un tour, el cual quieren dar a conocer a los turistas, con el fin de promover las visitas a la zona, la cual tiene mayor diversidad que Pacaya Samiria. El recorrido dura alrededor de 3 horas y el visitante disfrutará el paisaje nocturno y la aventura de adentrarse en la selva virgen y estar en contacto con los misterios de la naturaleza.

Además, la reserva la única que tiene bosques de arena blanca y bosques inundados por aguas negras del río Nanay. Esta particularidad es la base de su biodiversidad. Así mismo los viajeros podrán acampar u hospedarse en la zona, lo cual sería un alivio y tendrán mayor tiempo de explorar la zona.

This entry was posted in Selva Central Peru. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *