DOE RUN PERÚ DARÍA MINA Y VALORES EN GARANTÍA POR PLAN AMBIENTAL

selva

La minera Doe Run Perú dijo que evalúa entregar al Gobierno y a proveedores sus acciones y hasta una mina en operaciones como garantía para asegurar el cumplimiento de su plan de mejora ambiental.

Doe Run, de la estadounidense Grupo Renco, logró del Congreso la extensión por 30 meses del plazo para completar su plan ambiental, clave para reanudar sus operaciones que lo salvarían de un colapso financiero.

El plazo anterior vencía a fines de octubre.

La compañía opera el mayor complejo metalúrgico de Perú, ubicado en la zona andina La Oroya, que se ha convertido en unas de las localidades más contaminadas del mundo debido a la operación de la minera desde hace más de ocho décadas.

El vicepresidente de asuntos ambientales de la firma, José Mogrovejo, dijo que en las conversaciones que realiza la compañía con el Gobierno y con proveedores se evalúa dar en garantía sus acciones o su mina de cobre Cobriza.

“Estamos hablando con los proveedores mineros importantes (…) con ellos estamos llegando a algunos acuerdos”, afirmó en una entrevista con la radio local CPN.

Doe Run tiene inversiones pendientes por unos 160 millones de dólares para completar el plan ambiental, dijo Mogrovejo.

Además debe unos 110 millones de dólares a sus proveedores, que les cortaron el suministro de metales a la empresa en medio de los problemas financieros de la firma, golpeada además por la crisis global que trajo abajo los precios de los metales.

“La mina Cobriza es una mina de cobre subterránea y de acuerdo a la evaluación financiera que ellos (los proveedores) han hecho de esta operación han señalado en principio que sería una buena garantía para lo que ellos esperan”, afirmó.

Mogrovejo refirió que no tiene por el momento la valoración exacta de la mina Cobriza, “pero definitivamente cubriría las expectativas de los operadores mineros, estamos hablando de unos cientos de millones (de dólares)”, agregó el ejecutivo.

“Estamos tratando de acercarnos a algunos acuerdos, esperamos nosotros que se concrete estos acuerdos para poder ya reiniciar las operaciones”, refirió.

El ejecutivo dijo a Reuters el jueves que las operaciones, paradas desde junio, podrían reiniciarse en “unas semanas”.

Doe Run espera también generar fondos propios, entre 80 y 100 millones de dólares, para aportar al financiamiento del plan ambiental, en busca de acelerar el proceso y “no necesitar los 30 meses que nos están otorgando”, precisó Mogrovejo.

El tema de la extensión del plazo ambiental generó conflictos en el sector, uno de los más importantes para la economía del país, con protestas de los trabajadores de la compañía que apoyaban la ampliación del programa.

En una protesta esta semana, un policía murió de una pedrada en la cabeza en medio de enfrentamientos entre trabajadores de Doe Run y las fuerzas del orden.

Perú es uno de los mayores productores mundiales de metales y el sector es el responsable de aproximadamente el 60 por ciento de las exportaciones totales de este país andino.

This entry was posted in Selva Central Peru. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *