El Comando Conjunto denuncia que Sendero Luminoso mantiene 30 niños en su poder

De hecho, y según anunció Contreras en declaraciones recogidas por la agencia estatal Andina, ya han sido rescatados cuatro de estos menores, y los detalles de este rescate se conocerán en los próximos días.

El jefe del Comando Conjunto explicó que de los cerca de 30 niños que las Fuerzas Armadas estiman se encuentran en poder de Sendero Luminoso, la mayoría fueron secuestrados en pueblos de la sierra andina, mientras que otros son hijos de los propios subversivos.

“Estamos rescatando a los niños, ya hemos rescatado cuatro (…) esto se ha convertido en un objetivo militar en la lucha contra el terrorismo; muchos de estos menores han sido secuestrados, pero otros son hijos de los propios terroristas”, dijo Contreras.

Las palabras de Contreras se realizan luego de que la pasada semana la revista Caretas publicara una serie de fotografías en las que varios niños aparecían portando fusiles en supuestos campamentos de Sendero Luminoso en la zona del valle de los ríos Apurimac y Ene (Vrae).

Las fotos fueron obtenidas, según la revista local, de una cámara encontrada por las fuerzas armadas en un campamento senderista.

Ayer domingo, además, una televisora local emitió un reporte sobre el mismo tema, también con imágenes de presuntos niños soldado.

El presunto secuestro de niños y su reclutamiento forzoso fueron puestos en duda por el periodista Gustavo Gorriti, uno de los mejores conocedores de Sendero Luminoso.

Gorriti dijo a Efe que no es nueva la captación de niños por Sendero, “pero no son reclutados a la fuerza ni secuestrados”, sino que son captados en un “esfuerzo educativo integral”, lo que hace el fenómeno tanto o más preocupante.

El experto sostuvo que no se trata de “niños soldados o niños esclavos” como los que se utilizan en las guerras africanas, sino que son “captados, preparados y adoctrinados” en las zonas controladas por Sendero, y entre ellos abundan los huérfanos o los hijos de los propios senderistas.

Contactada por Efe, el Comité Internacional de la Cruz Roja no se ha pronunciado todavía al respecto.

Sendero Luminoso mantuvo entre 1980 y 2000 una guerra encubierta con las fuerzas del orden, que se saldó con más de 69.000 muertos.

Sin embargo, y luego de la detención de su líder Abimael Guzmán en 1992, el grupo armado fue reduciéndose hasta contar en la actualidad con a penas unos pocos centenares de integrantes, que se agruparon en dos zonas cocaleras del interior del país, el Vrae y el valle del Huallaga, donde operan en alianza con las mafias del narcotráfico.

This entry was posted in Selva Central Peru. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *