Hallan cadáveres de una madre y su hijo

En extrañas circunstancias, el último fin de semana, fueron hallados los cadáveres de una fémina y un niño, por las inmediaciones del centro poblado de Canchacucho, en una de las figuras pétreas en una de las rutas del majestuoso santuario del bosque de piedras de Huayllay.

Se trata de los cuerpos de Eva García Torres (21) y su pequeño hijo de iniciales JBG (4), al parecer provenientes del distrito de Ticlacayán, que fueron conducidos a la morgue del hospital Carrión, para la necropsia de ley.

El fiscal provincial penal de Pasco, Juan Menzala, informó que la causa de la muerte de ambas personas, edema cerebral, signos de hiperactividad, congestión multi orgánica e intoxicación por sustancias extrañas (envenenamiento), debido a la ingesta de una sustancia tóxica. En la boca del estómago de ambos cadáveres se halló supuestos restos de veneno, sustancias que fueron remitidas para su estudio correspondiente, señaló.

El fiscal indicó que los cuerpos fueron encontrados el pasado sábado, sin embargo, al parecer, ambos (madre e hijo) fallecieron tres días antes. Aproximadamente a dos metros de los cuerpos, se halló una botella que, supuestamente, contenía la sustancia toxica (raticida). Algunos turistas los encontraron y de inmediato dieron parte a la Policía del lugar, comentó.

Aún se desconocen los motivos que habrían llevado a la joven a tomar la fatal decisión. Sus familiares se acercaron y realizaron los trámites respetivos para retirar los cuerpos, manifestó.

This entry was posted in Selva Central Peru. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *