Huancayo, Satipo, Chanchamayo y Jauja son los principales focos de trata de personas en Junín

selva1

Las ciudades de Huancayo, Satipo, Chanchamayo y Jauja son los principales focos de trata de personas en el departamento de Junín, en el centro del país, según informó la ONG Capital Humano y Social (CHS) Alternativo.

Luego de un debate promovido por Mirada Ciudadana, la primera veeduría de la trata de personas, se concluyó que la pobreza, la falta de información, la violencia familiar y el bajo nivel educativo constituyen factores que influyen en Junín para que mujeres, hombres, niñas, niños y adolescentes sean vulnerables a dicho ilícito.

Joaquín Pinto, coordinador de la veeduría ciudadana, dijo que se necesita un trabajo en conjunto, capacitación y monitoreo de las obligaciones de las instituciones responsables, así como la entrega de información y capacitación a la población.

La explotación sexual y laboral siguen siendo las principales finalidades de la trata de personas en el departamento de Junín, precisó.

Los asistentes al debate expresaron que existe un trabajo insuficiente por parte del Estado y poca coordinación entre instituciones como la Fiscalía y la Policía Nacional.

Entre los principales puntos de captación figuran la calle Loreto, parque Constitución, esquina entre Ica y Mantaro, parques 15 de Junio e Inmaculada y el Cerrito de la Libertad, en Huancayo.

De igual manera, el terminal de ómnibus Mariátegui (con destino Lima) y el de salidas para Huancavelica y Ayacucho, así como el terminal del tren a Huancavelica.

Según el Reta (Registro de Estadísticas sobre Trata de Personas y Afines de la Policía Nacional), en Huancayo se han registrado tres casos de trata de personas. En el país se cuenta con 227 casos y 570 víctimas.

Por otro lado, Mirada Ciudadana organizó un cine foro con 120 adolescentes de los principales centros educativos de Huancayo, con la finalidad de sensibilizarlos sobre este delito.

Los adolescentes, considerados la población más vulnerable, expresaron su preocupación e interés en ser parte activa para prevenir este ilícito dentro de sus centros de estudios.

This entry was posted in Selva Central Peru. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *