La crisis revive a la hoja de coca

selva2

“Antes había muchos asesinatos, tiroteos, peleas, incluso durante los festivales. No había paz”, explica este campesino de 34 años de edad, quien en otros tiempos cultivaba hoja de coca, la materia prima de la cocaína.

“Hoy en día, en esta parte de San Martín decimos ‘café y cacao sí, coca no'”, agrega.

La Región San Martín, en el norte de Perú, trascendió en el pasado gracias al narcotráfico y el grupo rebelde Sendero Luminoso. Sus colinas tapizadas de selva eran escondites idóneos para la guerrilla y el cultivo de coca.

En pleno reinado de la inseguridad, el funcionario de Naciones Unidas Jochen Wiese ofreció a los productores la posibilidad de dejar la hoja de coca y volcarse al cultivo del café, con la promesa de que su producto llegaría al mercado internacional si trabajaban en conjunto.

Eso fue hace ya 24 años. Hoy, cerca de 1.200 familias forman parte de una exitosa cooperativa llamada Oro Verde, que se dedica a cultivar café y cacao en forma orgánica, que además salen al mercado como producidos bajo estándares de “comercio justo”.

Pero la estabilidad que garantizaba la existencia de cooperativas semejantes se ha visto afectada por la crisis económica internacional.

“De cualquier forma que se lo mire, la crisis va a afectar comercialmente a nuestra organización; ya tenemos menos contactos que el año pasado”, señala el coordinador de Oro Verde Teófilo Beingolea.
¿Mejor calidad?

Jochen Wiese aún trabaja para la Oficina de la ONU contra las Drogas y el Delito (ONUDD) en San Martín. Está convencido de que la única forma en que Oro Verde logrará capear el temporal es mejorando la calidad de sus productos.

Queda saber si los consumidores occidentales todavía están dispuestos a pagar más por la tranquilidad de conciencia que da beberse una taza de café de comercio justo.

Ed Canty, un comprador de la empresa estadounidense Green Mountain Coffee, con sede en Vermont, cree que la respuesta a esa pregunta es sí.

“Llámalo ‘factor Obama’, si quieres. No sé qué es exactamente, pero lo que ocurre a final de cuentas es que los consumidores prefieren su café con etiquetas de comercio justo y orgánico, lo que es genial”, dice.

“Por un lado piensan ‘debo ser más cuidadoso con mi dinero’, pero también son conscientes de cuáles han sido las conductas que originaron esta debacle”, agrega.

Canty opina que la crisis redujo el flujo de caja de las compañías interesadas en el café peruano, lo que libera la competencia entre organizaciones como Oro Verde.

Canty se unió a Adam McClellan, de la exportadora de café premium Cosecha Sostenible, para enseñar a los productores de Oro Verde a “posicionar” su café de acuerdo al sabor en nichos específicos, a través de una técnica que se conoce como cupping.

McClellan explica que están trabajando con los productores para establecer una relación a largo plazo, y que se han comprometido a ayudarlos a mejorar la calidad de su cosecha.

“La gente se da cuenta de que un mayor precio se vincula a mejor calidad, y también a una mejor calidad de vida para el productor si el producto proviene del comercio justo y es orgánico”, indica.

“Esto además tiene estructura de cooperativa, y es sostenible”, agrega McClellan.

Pero no sólo a los productores y los amantes del café les interesa que este tipo de cooperativas se mantengan a flote. Para el gobierno de Perú y la ONUDD son un arma más en la guerra contra el narcotráfico.

En la región amazónica central peruana, donde las alturas de los Andes se hunden en la selva, Oro Verde es una excepción a la regla.

Perú es el segundo productor mundial de hoja de coca y cocaína, y las cifras de la ONU de 2007 señalan que a partir de 53.700 hectáreas de coca, el país generó 290 toneladas de la droga blanca. Un tercio de ella termina en Europa.

This entry was posted in Selva Central Peru. Bookmark the permalink.

One Response to La crisis revive a la hoja de coca

  1. Pingback: EL HOMBRE DEL SACO, EL SACAMANTECAS, EXISTEN « Eupsike Weblog

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *