Narcotráfico infiltra política peruana

LIMA, Perú, mayo, 3, 2011.- Era un secreto a voces. El narcotráfico buscó en la presente campaña electoral obtener patente de impunidad vía la inmunidad parlamentaria para el periodo 2011-2016.

Antes de la primera vuelta electoral, el 10 de abril pasado, la prensa y expertos en investigaciones de narcotráfico alertaron que por lo menos unos 40 candidatos a congresistas, involucrados con el narcotráfico, pretendían ser elegidos, en especial en las zonas y valles de producción cocalera en la selva central del país.

Culminado el proceso electoral parlamentario, diez de estos “candidatos sospechosos” resultaron elegidos. Según Jaime Antezana, un conocido estudioso de temas del narcotráfico, estos congresistas electos tienen relación con la producción ilegal de la coca.

De estos diez, cuatro pertenecen al Partido Nacionalista Gana Perú de Ollanta Humala, otros cuatro militan en Fuerza 2011 del Partido Fujimorista que encabeza Keiko Fujimori y los otros dos a Perú Posible del candidato y ex presidente, Alejandro Toledo y Alianza por el Cambio de Pedro Pablo Kuckinsky, ex primer ministro.

La situación es tan controversial que la Primera Ministra Rosario Fernández salió a la prensa para reclamar a los partidos políticos un inmediato deslinde con el narcotráfico.

“La gente que incursiona en el Estado y está involucrada en ese delito, evidentemente no llega a la política para construir un país mejor”, dijo.

La jefa del gabinete del presidente Alan García invocó por eso a los candidatos presidenciales Ollanta Humala y Keiko Fujimori hacer un deslinde con el tráfico ilícito de drogas.

“El narcotráfico es un asunto sumamente delicado y muy peligroso para cualquier país, por lo que es importante que los propios partidos políticos constituyan filtros para evitarlo”, añadió.

No obstante, en el actual proceso electoral, los filtros no funcionaron y diez de estos candidatos sospechosos ya están aptos para juramentar como parlamentarios.

Al respecto, los voceros de las agrupaciones políticas involucradas han marcado distancia con la acusación. Rolando Souza, del partido Fujimorista dijo que los congresistas de su partido que tengan vínculos con el narcotráfico serán separados de la agrupación de manera inmediata.

En la tienda política del Nacionalismo, el vocero Freddy Otárola, dijo que si existen evidencias que comprueben que algunos de sus legisladores tienen relación con el narco, serán igualmente separados de la bancada.

“Creo que lo peor que le puede pasar a una nación es que su Estado se convierta en narcostado. Tenemos que ser firmes en la lucha contra el narcotráfico”, resaltó.

El próximo 28 de Julio, día de la independencia del Perú, juramentarán a sus cargos el nuevo presidente de la República y los 130 congresistas elegidos. Ya en el pasado, recuerdan los analistas políticos, un parlamentario juró por Dios y por la plata (en alusión al dinero). Ojalá, esta vez, ninguno de los acusados de estar involucrados con el narcotráfico, protesten a sus cargos por Dios y las drogas

This entry was posted in Selva Central Peru. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *