Reconstruyen templo de La Merced con piedras originales

El nuevo templo de La Merced fue entregado ayer luego de haber sido reconstruido con muchas de las piedras originales que se rescataron y custodiaron, por varios años, luego de su demolición ordenada en 1967 para construir un estacionamiento. El templo, que se encuentra en la zona de Alto Queru Queru, también fue construido con reliquias rescatadas de diferentes lugares del departamento, señaló el sacerdote Fernando Rojas, quien estuvo a cargo de la obra.

La obra fue concluida en febrero pasado, pero la entrega oficial fue realizada ayer dentro de los actos del Bicentenario al tratarse del primer templo construido por los misioneros de La Merced, quienes fueron los primeros en llegar a evangelizar al valle. El templo, que se encontraba en la esquina de las calles Sucre y 25 de Mayo fue edificado aproximadamente en el año 1600 por los misioneros de La Merced quienes lo ocuparon hasta el año 1825, año en el que el Mariscal Andrés de Santa Cruz decretó la expropiación de éste, y otros bienes eclesiásticos, para pagar a los ejércitos colombianos y venezolanos que llegaron para apoyar la campaña independentista de Bolivia.

Así, reseñó Rojas, el convento de San Agustín pasó a ser caballerizas (hoy la Prefectura) y el templo de San Agustín se convirtió en el teatro Achá. La Merced también fue ocupado por el Ejército y terminó, con el correr de los años, como depósito de la compañía telefónica.

El templo era de fachada de piedra tallada, techo interior de cedro y con el estilo árabe mudejar, propio de la época. “Era el único en Cochabamba, los otros dos templos similares estaban en Sucre y Potosí”, señaló Rojas.

En 1967 fue demolido por orden del ex alcalde Francisco Baldi, quien mantuvo la decisión a pesar de que el edificio había sido declarado Patrimonio Histórico de la nación. “El primer arzobispo de la ciudad hizo todo para evitarlo, pero ganó la ‘modernidad’ porque Baldi quería construir en su lugar el estacionamiento que actualmente aún existe en la esquina de las calles Sucre y 25 de Mayo”, recordó Rojas.

Tras la destrucción del templo, sus “restos” fueron a dar a diferentes sitios como la Universidad Mayor de San Simón, el Jardín Botánico y el Seminario; pero la historiadora Itala de Maman, a quien este medio no pudo contactar, se empeñó en custodiar varias de las piedras originales y, en 2008, coincidió con Rojas (entonces párroco de La Recoleta) para reconstruir el templo.

Otras reliquias
El altar es una antigua puerta rescatada en el valle alto. En el altar se encuentra la imagen de un Cristo colonial. El Sagrado Corazón de Jesús data de 1900 y fue pintado por Elena Ugarte, hermana de Sara Ugarte de Salamanca. Varias piedras y tejas fueron rescatadas de demoliciones de antiguas casas coloniales.

Características
El templo tiene una estructura neocolonial en barro y adobe, donde se trató de repetir los arcos en la forma original. Por dentro se mantuvieron los tonos originales: azul añil, ocre y terracota.

La Virgen de La Merced es considerada la patrona de la ciudad y estuvo presente en toda la campaña emancipadora.

La obra costó cerca de 80 mil dólares y fue impulsada por la familia Calle, dueña del terreno en el que se la emplazó.

This entry was posted in Selva Central Peru. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *