Siete días perdidos en la selva

Dos economistas en peligro. Partieron en viaje de placer a Oxapampa y desaparecieron sin dejar rastro. Álvaro Rossel (74) y José Tamayo (80) debían retornar a Lima el lunes último. La policía rastreó la ruta en vano. Familiares organizan brigadas de búsqueda.

Ernesto Guerrero L.

Oxapampa, cálida y esplendorosa provincia ubicada en la selva baja del departamento de Pasco, que alberga al Parque Nacional de Yanachaza-Chemillén, el de mayor flora y fauna del mundo, es recorrida desde el domingo pasado por decenas de policías y brigadistas civiles que buscan sin desmayo a dos ancianos economistas limeños extraviados.

Álvaro Manuel Rossel Pardón (74) y José Eduardo Tamayo Clark (80) viajaron juntos el 16 de setiembre último en la camioneta Mitsubishi Outlander gris, de placa RQW-112.

El segundo acababa de llegar de Estados Unidos. El jueves 23 cumplió 80 años y quería celebrarlos en Lima.

Antes aceptó una invitación especial de su amigo y anfitrión Rossel Pardón para conocer Pozuzo, bella localidad oxapampina colonizada a principios del siglo pasado por migrantes austriacos y alemanes.

Los dos habían escuchado de las cascadas y ríos de agua cristalina y de las interminables áreas verdes tapizadas con helechos y frondosos árboles salpicados de orquídeas que hay en esa zona de la selva baja.

La última llamada

Deseaban palpar esas maravillas, por eso emprendieron la aventura, sin imaginar que tres días después de partir de Lima desaparecerían sin dejar rastro.

Lorena y Mariana Rossel, hijas de don Álvaro Manuel, aseguran que a las 2.30 de la tarde del sábado 18 contactaron telefónicamente con su padre.

“Estaba de lo más bien. Su amigo también. Habían almorzado en San Martín de Pangoa. Dijo que iban a salir rumbo al poblado de Villa Rica”, contó Lorena.

Mariana Rossel añade: “Fue la última conversación que tuvimos con él. Lo hemos llamado insistentemente pero ahora su teléfono 996450270 está desactivado”.

Pernoctaron en Villa Rica

Según indagaciones realizadas por la familia y la policía, los economistas llegaron a Villa Rica la noche del sábado 18 y pernoctaron en el hostal Rivera.

Los trabajadores del centro de hospedaje afirman que ambos reiniciaron viaje a Pozuzo-Oxapampa a las 7.30 de la mañana del domingo 19.

A las 10.00 am de ese mismo día se detuvieron unos minutos en la finca Santa Rosa.

Poco después de las 11.00 am, Tamayo Clark y Rossel Pardón fueron vistos juntos, paseando en la plaza principal de Oxapampa.

Lo que les ocurrió después es hasta ahora un misterio. Nadie da razón de ellos.

Búsqueda infructuosa

Los investigadores han recorrido en vano todos los hospitales, hoteles y las posadas familiares que hay en la zona.

Temiendo que hayan sufrido un trágico accidente de tránsito, las autoridades también han explorado los abismos que bordean la carretera por la que se sale de Oxapampa. La búsqueda también fue infructuosa.

No se sabe nada de ellos. Tampoco de la moderna Mitsubishi Outhander gris en la que viajaban.

Tenían previsto retornar a Lima el lunes 20 de setiembre.

“Sé que están vivos. Son dos hombres de gran corazón, ayúdennos a encontrarlos”, clama Lorena Rossel, hija del economista de 74 años.

Ella y su madre, Susana del Campo, han organizado una cadena integrada por parientes y amigos, la cual viene apoyando en la búsqueda. Su hermano Juan Rossel se halla en Oxapampa coordinando la labor de los brigadistas civiles.

Un ingeniero que no llegó a Pasco

El 22 de junio pasado ocurrió otra misteriosa desaparición que tuvo como protagonista al ingeniero Luis Miguel Bardelli. Él, como los economistas, también partió de Lima rumbo a Pasco, pero nunca llegó.

This entry was posted in Selva Central Peru. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *